Page Nav

HIDE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Top Ad

+56967033618

NOTICIAS

latest

STREAME TV

Volume 90%
Press shift question mark to access a list of keyboard shortcuts
Keyboard Shortcuts
Play/PauseSPACE
Increase Volume
Decrease Volume
Seek Forward
Seek Backward
Captions On/Offc
Fullscreen/Exit Fullscreenf
Mute/Unmutem
Seek %0-9
Next Up
1080p HD
00:00
00:00
00:00
 
This video file cannot be played.(Error Code: 232001)
+56967033618

La pesadilla de una mujer que casi pierde sus piernas por usar jeans muy ajustados.

Jane Rylance decidió salir a bailar con unos amigos pero una elección de moda por poco la deja en el pabellón con los médicos amputando sus ...




Jane Rylance decidió salir a bailar con unos amigos pero una elección de moda por poco la deja en el pabellón con los médicos amputando sus piernas. 


El día anterior la mujer, de 52 años, se puso unos jeans a la cintura del tipo “skinny”, muy ajustados, de la marca New Look. La prenda le costó cerca de 25 mil pesos, pero le costaron mucho más cara. 

Jane colapsó durante la fiesta con sus amigos y se fue en taxi al hospital la mañana siguiente cuando se percató que sus piernas estaban completamente hinchadas. Parecía verdaderos globos. 

Los médicos la diagnosticaron con síndrome compartimental, una afección grave que no sólo produce problemas de flujo sanguineó, sino que puede llevar daños en nervios y músculos por el aumento de la presión en un compartimento muscular, consignó The Sun. 

De no haber sido tratada a tiempo, la falta de circulación pudo llevar a la hipoxia y a una posible amputación. “La pierna izquierda tuvo que ser urgentemente abierta, para liberar presión de los nervios. 

Los doctores me dijeron que si hubiera esperado una hora más me habrían tenido que amputar la pierna. Incluso que podía morir. Fue aterrador”, dijo tras su traumática experiencia la señora Rylance, residente de Ormskirk, Lancashire, Inglaterra. 

Jane, que admite que los pantalones le quedaban más apretados de lo habitual debido a un ligero aumento de peso, pasó por tres operaciones más antes de que le hicieran injertos utilizando piel de sus muslos.

La madre de un joven de 21 años sentenció: “Quedé con horribles cicatrices, pero agradezco estar viva. 

Ninguna moda o prenda es lo suficientemente valiosa para pasar por la pesadilla a la que me enfrenté. No usaré jeans ajustdos nunca más. Pueden producir incluso la muerte, debiesen venir con una advertencia”.

No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.