Page Nav

HIDE

Classic Header

{fbt_classic_header}

Top Ad

+56967033618

NOTICIAS

latest

STREAME TV

Volume 90%
Press shift question mark to access a list of keyboard shortcuts
Keyboard Shortcuts
Play/PauseSPACE
Increase Volume
Decrease Volume
Seek Forward
Seek Backward
Captions On/Offc
Fullscreen/Exit Fullscreenf
Mute/Unmutem
Seek %0-9
Next Up
1080p HD
00:00
00:00
00:00
 
This video file cannot be played.(Error Code: 232001)
+56967033618

El cuerpo elige la mejor pareja sexual sin que lo sepamos

Un reciente estudio descubrió que la atracción sexual tiene un fuerte componente inconsciente que se explica por el sistema inmunológico La ...



Un reciente estudio descubrió que la atracción sexual tiene un fuerte componente inconsciente que se explica por el sistema inmunológico


La atracción sexual que se puede tener con una persona no tendría una explicación muy sexy, sino más bien inmunológica. Un estudio reciente revela que buscamos parejas sexuales que tengan anticuerpos distintos a los nuestros.

Técnicamente se habla de antígeno leucocitario humano (HLA) para referirse al sistema inmunológico. De acuerdo a un trabajo publicado por la prestigiosa revista Nature y reproducido por la BBC, cada persona se siente atraída por aquella otra que tenga un antígeno leucocitario humano muy distinto al suyo.

Luego de analizar a 254 parejas, los científicos descubrieron que cuanto más se diferenciaban los HLA, más se atraían e incluso mejor satisfacción sexual obtenían. Explicaron que esto se produce porque estos antígenos están directamente relacionados con el deseo innato de procrear para garantizar la supervivencia de la especie.

Y es que un HLA distinto incrementa la posibilidad de que la descendencia tenga resistencia a un número mayor de enfermedades, al desarrollar los hijos un sistema inmunológico más fuerte.

El estudio también indaga sobre la forma en la que el organismo detecta un HLA distinto al nuestro. “Los peces, aves y mamíferos prefieren compañeros con un código genético distinto al suyo, el cual determinan usando señales olfativas”, señala la investigación, y al parecer esto sería igual en las personas: el olor de nuestro cuerpo y componentes de fluidos como sudor y saliva serían los responsables de hacernos más o menos atractivos para el sexo opuesto.

Lo más impresionante es que todo esto ocurre dentro de nuestro cuerpo sin que seamos conscientes.

No hay comentarios

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.